Los que olvidan la historia están condenados a repetirla  (Jorge Santayana) 

 
inicio exposición documental holocausto biografías documentos  cronología  glosario bibliografía
 
Cartas de algunos que estaban sentenciados a muerte
 

De Franz Reiter (condenado a morir en la guillotina) a su madre, con fecha 6 de enero de 1940, desde el centro penitenciario de Berlin-Plötzensee: 

"Estoy plenamente convencido de que mi manera de actuar es la correcta. Mientras esté aquí, aún puedo cambiar de idea, pero para Jehová eso sería deslealtad. Todos los que estamos aquí deseamos permanecer fieles a Dios, para su honra. [...] Si con el conocimiento que tengo hubiese prestado el juramento [militar], habría cometido un pecado por el que merecería la muerte. Eso hubiese sido nefasto para mí. No tendría resurrección. Pero me apego a lo que dijo Cristo: 'El que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la hallará'. Hoy, mi querida madre, y todos mis hermanos y hermanas, me han comunicado la sentencia; no se lamenten, he sido sentenciado a muerte. Seré ejecutado mañana por la mañana. Dios me da fortaleza, al igual que siempre lo hizo con todos los verdaderos cristianos del pasado. El apóstol escribe: 'Todo nacido de Dios no peca'. Lo mismo me [afecta] a mí. Te lo he probado, y has podido darte cuenta de ello. Querida madre, no dejes que eso te apesadumbre. Sería provechoso para todos ustedes que llegaran a conocer mejor las Santas Escrituras. Si permanecen firmes hasta la muerte, nos volveremos a ver en la resurrección. [...] 

"Tu Franz.

"Hasta que volvamos a encontrarnos."

 

De Berthold Szabo, fusilado en Körmend (Hungría) el 2 de marzo de 1945:

"Querida hermanita Marika:

"En esta hora y media de vida que me queda trataré de escribirte algunas palabras para que informes a nuestros padres acerca de mi situación: pronto me encararé a la muerte.

"Desearía que sintieran la misma paz interior que experimento en estos últimos momentos que pasaré en este mundo lleno de calamidad. Son ahora las diez, y seré ejecutado a las once y media; pero estoy muy calmado. Mi vida futura la dejo en manos de Jehová y de su Amado Hijo, Jesucristo, el Rey, quienes nunca olvidarán a los que los aman con sinceridad. También sé que pronto habrá una resurrección de los que han muerto o, más bien, de los que se han dormido en Cristo. También quisiera mencionar que te deseo las más abundantes bendiciones de Jehová por el amor que me has mostrado. Por favor, dales a papá y a mamá un beso de parte mía, y a Annus también. Que no se preocupen por mí; pronto estaremos juntos de nuevo. Mi mano está calmada ahora, y me iré a descansar hasta que Jehová me llame de nuevo. Aún en estas circunstancias voy a cumplir el voto que le hice.

"Se me acaba el tiempo. Que Dios nos acompañe a los dos. 

"Con mucho amor,...

"Berthi"

     Cercle Européen des Temoins de Jéhovah Anciens Déportés et Internés
Circulo europeo de antiguos deportados e internados Testigos de Jehová
Association règie par la loi du 1er juillet 1901
Siège social: 11, rue de Seine, 92105 Boulogne-Billancourt, France
Adresse postale: B.P.63, F-92105 Boulogne-Billancourt Cedex
Sede Social en España: Apartado postal 132, 28850 TORREJÓN DE ARDOZ (Madrid)
Telf. +34 918 879 771
prensa@memoriadeuntestimonio.org